May 06

La Gestión de Cuarto de Control como herramienta de colaboración

¿Cómo una herramienta de CRM colaborativa marca la diferencia en un Cuarto de Control en estos días?

La pandemia de COVID-19 ha puesto a prueba la fuerza laboral de las empresas, así como sus infraestructuras de TI. En estos días, al igual que otros operadores de servicios esenciales, los operadores en salas de control enfrentan uno de los mayores desafíos de su carrera: mantener la operación ininterrumpida y segura de los activos controlados, mientras evitan el contagio con el virus.

De igual forma, supervisores y gerentes de Salas de Control están comprometidos a brindar apoyo, orientación y asistencia a sus organizaciones, manteniéndose cerca de sus equipos de trabajo, tomando las precauciones necesarias para garantizar la distancia social y minimizar el riesgo de contagio.

Es aquí donde las herramientas de colaboración se vuelven extremadamente estratégicas para respaldar y administrar este tipo de operaciones.

La capacidad de compartir datos relevantes relacionados con eventos en tiempo real y poder interactuar con los operadores de forma remota, manteniendo la trazabilidad y la auditabilidad total de la información y las instrucciones proporcionadas, es cada vez más crítica en las circunstancias actuales.

Operar activos y coordinar actividades de forma remota, ya sea por correo electrónico o mensaje de texto, se ha convertido en una práctica habitual; sin embargo, en caso de un incidente o accidente, el uso de toda esta información para reconstruir los hechos y acciones tomadas puede llevar mucho tiempo y conducir a conclusiones mal informadas.

Las herramientas de colaboración permiten a las organizaciones compartir y organizar datos de manera consistente y coherente, desde publicar y transferir datos de eventos críticos, hasta coordinar interrupciones y procesos de Gestión de Cambios (MOCs). Además, teniendo en cuenta la sensibilidad de este tipo de información, las herramientas de colaboración de igual forma están concebidas para proteger los datos y controlar quién tiene acceso a ellos.

Con la situación actual, las salas de control están operando con horarios más intensos, ampliando sus turnos, modificando los patrones de rotación o dividiéndose en subgrupos de controladores. Con todas estas nuevas medidas, ahora es aún más crítico habilitar la conectividad del equipo y permitirles compartir información con sus supervisores y gerentes, que generalmente trabajan de forma remota. Uno de los objetivos principales de cualquier aplicación de Gestión de Salas de Control, debe ser el de facilitar tales actividades, manteniendo un registro completo de comentarios, documentos y datos específicos que se intercambien entre los controladores y el personal de campo.

Las compañías operadoras deben tener en cuenta que CRM es más que una simple guía de cumplimiento y mejores prácticas para llevar sus Salas de Control; sino que sobre todo debe ser una herramienta para facilitar las tareas de los controladores y su interacción con toda la organización. Para obtener más información sobre cómo hacer que sus procesos de Gestión de Cuarto de Control sea una verdadera herramienta de colaboración, visite nuestra página de MaCRoM